Bolitas energéticas de zanahoria

Bolitas energéticas de zanahoria

Hoy os traigo una receta de aprovechamiento de verdura, unas bolitas energéticas de zanahoria, coco y frutos secos.  No os ha surgido la duda cuando hacéis zumos de fruta y verdura, y ¿ahora que hago yo con toda esta pulpa?, pues aquí tenéis una receta super fácil y rápida para aprovechar la pulpa de zanahoria, que da mucha pena de tirar.

Estas bolitas energéticas son muy saciantes, fáciles de preparar, de transportar y nos aportan mucha energía. Son perfectas para deportistas y para llevar al trabajo, y comer en esos momentos que nos entra el gusanillo y tenemos que llevarnos algo a la boca, y con estos snacks estaremos seguros que nos comemos algo saludable y además delicioso.

Podeis utilizar cualquier fruto seco, pero a mi me encantan con nueces.  Los dátiles Medjool son ideales para este tipo de recetas, porque son muy carnosos, pero si no disponéis de ello, podéis usar cualquier otro, remojandolos previamente en agua templada, para que queden más blanditos.

 

Bolitas energéticas de zanahoria
Bolitas energéticas de zanahoria

INGREDIENTES

300 g de pulpa de zanahoria

100 g de coco rallado

10 dátiles ( 6  si utilizais Medjool)

1 C y 1/2 de canela en polvo

1/2 de jengibre en polvo

ralladura de 1 limón

50 g de nueces

INGREDIENTES DEL GLASEADO

3 C de aceite de coco

2 C de sirope de ágave

3 gotas de vainilla

PREPARACIÓN

  1. En un procesador o batidora potente introducir el coco rallado para hacerlo polvo.  Añadir las especies y mezclar.  A continuación añadir la pulpa de zanahoria y los dátiles escurridos y triturar.  Por último añadir la ralladura de limón, las nueces y triturar hasta que se troceen.
  2. Coger masa del tamaño de una nuez y hacer las bolitas.  Colocarlas en una bandeja y introducir en el congelador durante unos 20 minutos.
  3. Mientras tanto, preparamos el glaseado, calentando el aceite de coco con el ágave y la vainilla.
  4. Pasados los 20 minutos, sacamos del congelador las bolitas, y las vamos introduciendo en el glaseado, y las vamos colocando en una bandeja con papel antiadherente.  Dejamos que el glaseado de enfríe, y quedará una película blanca similar a la que tienen los donuts de azúcar de toda la vida.
  5. Las podemos guardar en la nevera si las vamos a consumir en un tiempo corto, pero si no, las guardamos en el congelador y las sacamos unos 15 minutos antes de consumirlas.
  6. Si preparas las trufas comparte la foto en Instagram o en tu red social favorita con la etiqueta #yotambienmecuido  ¡me encanta saber que preparais mis recetas!  😉
Bolitas energéticas de zanahoria
Bolitas energéticas de zanahoria

 

Deja un comentario